martes, 6 de enero de 2015

Gala de contrastes

3/1/2015. Gala de Amigos de la Ópera 2015. Teatro de la Zarzuela (Madrid). Diversos cantantes. Coro de Juventudes Musicales de Granada. Barbieri Symphony Orchestra. Rubén Sánchez-Vieco y Óliver Díaz (directores). Obras de Serrano y Mozart.


Por segundo año consecutivo, los Amigos de la Ópera de Madrid (AOM) han contado con el apoyo y resolución del Teatro de la Zarzuela para celebrar su particular gala lírica, como agradeció el principal maestro de ceremonias del evento, el crítico musical Francisco García Rosado. En esta ocasión se han percibido grandes contrastes y una gran variedad de registros vocales entre las dos partes que han conformado el concierto, apreciándose un mayor grado de escolaridad en la primera, protagonizada por jóvenes valores que comienzan a despuntar en el mundo lírico, y un nivel mucho más profesional y conseguido, en la segunda.

La primera parte ha estado dedicada íntegramente a la zarzuela, y en particular a la figura del maestro valenciano José Serrano, con una amplia selección de La canción del olvido. Como grandes caballos de batalla de esta obra, se ofrecieron los dos dúos de Rosina y Leonelo, interpretados por el barítono granadino Pablo Gálvez y la jovencísima soprano ligera Elena Rey, los cuales cantaron con mucho empeño y arrojo pero carecieron de la necesaria implicación y preparación vocal para afrontar dúos con tanto recoveco expresivo y filigrana melódica, y donde la Orquesta Sinfónica Barbieri, comandada por Rubén Sánchez-Vieco, tuvo en algunos pasajes falta de cuidado sobre todo en el empaste de las cuerdas. Pese a todo ello, pudimos apreciar las cualidades emergentes de estas promesas en alza, destacando el fraseo elegante y la perfecta dicción de Gálvez (que también cantó la romanza “Junto al puente de la peña”) y la facilidad de Rey para filar y ascender al agudo (también en “Marinela, Marinela”). Con acusado vibratto, la mezzo Anna Moroz dio su aportación con dos romanzas escritas originariamente para soprano y que sonaron más oscuras de lo acostumbrado: la romanza del trovador de La canción y la canción veneciana de El carro del sol. Por su parte, el tenor Néstor Losán otorgó nobleza de canto y mucho aplomo a la romanza de Los claveles, así como en las intervenciones que tuvo en la ronda y serenata del "Firulí" mientras que la voz lírica pero no de tan bello material del tenor Román Barceló lució más en su expresiva y melódica romanza “Tu amor es una rosa” de Las hilanderas, y no tanto en la serenata “Soldado de Nápoles”, excesivamente desangelado sin la presencia de rondalla, junto al Coro de Juventudes Musicales de Granada, debutante en Madrid, un tanto desperdigado en las voces masculinas y algo mejor empastado en las femeninas.

La segunda parte, mucho más amena musical y escénicamente, estuvo consagrada enteramente al Don Giovanni mozartiano. En este caso sí se encontró en todo instante una batuta avezada y experimentada en el foso, como es la de Óliver Díaz, ofreciendo una obertura homogénea, dramática y flexible, muy contrastada en ritmo y dinámicas. Su dirección se destacó por su general equilibrio y un encomiable brillo y luminosidad orquestal, tan requerido en Mozart. Entre el reparto, se encontró sin duda la mejor aportación en el barítono David Menéndez, un Leporello rotundo y de gran volumen en su aria del catálogo, al que acompañó con una expresividad realmente deliciosa. También fue asombrosamente contundente y de mucha garra en los agudos la mezzosoprano Sandra Fernández abordando su aria de Donna Elvira “Ah, chi mi dice mai”. Muy bien colocada resultó la coloratura vocal en la parte final del aria de Donna Anna “Non mi dir” por la soprano búlgara Svetla Krasteva. Como mezzo, Beatriz Lanza ofreció demasiada morbidez, pastosidad y falta de ligereza vocal como Zerlina (personaje escrito para sopranos ligeras) en su aria “Vedrai, carino" y en su dúo con Don Giovanni, cuyas partes, las que, sorpresivamente, no eran entonadas por el propio director desde el foso, fueron encomendadas a Pablo Gálvez, por enfermedad del anunciado barítono Giorgio Caoduro, y en donde se omitió el complicadísimo brindis “Finch’an dal vino”. El tenor Luis Dámaso desplegó su belleza tímbrica en “Dalla sua pace” pese a cierta falta de detalle en el fraseo y el barítono David Lagares brindó con teatralidad y gravedad su breve aria de línea vocal muy bufa “Ho capito”. El sexteto final de la ópera estuvo notablemente conseguido a nivel de concertación, con oficio direccional y una mayor primacía sonora de las voces femeninas.

miércoles, 24 de diciembre de 2014

Homenaje a John Williams en el Teatro de la Zarzuela

El 27 y 28 de diciembre el Teatro de la Zarzuela abrirá sus puertas para acoger el homenaje al mítico compositor de bandas sonoras John Williams. El auditorio madrileño se vestirá de largo para recibir a la Barbieri Symphony Orchestra, que bajo la batuta de Lucas Vidal hará vibrar al público con una magnífica selección de la obra del autor más laureado de Hollywood.


En esta ocasión se podrán escuchar temas tan famosos como Indiana Jones, Superman, Harry Potter o La Guerra de las Galaxias, transformando el teatro en el paraíso de todo cinéfilo gracias a las proyecciones que acompañarán a la música, con comentarios del propio Williams acompañado por su buen amigo Steven Spielberg. Además el concierto será precedido por una charla a cargo de Andrés Valverde, autor de la obra más completa sobre el célebre compositor estadounidense.

Como broche de oro, la velada contará con el incomparable talento de Leticia Moreno, que conmoverá a todos a la hora de interpretar con su violín inolvidables melodías de la historia del cine fruto de la pluma de John Williams.

Calidad y juventud se dan la mano en el mejor concierto de bandas sonoras de la temporada, siendo el Teatro de la Zarzuela el mejor marco para este irrepetible evento que tiene el placer de ofrecer la Barbieri Symphony Orchestra.



lunes, 15 de diciembre de 2014

Concierto de la Fundación Più Mosso

El próximo viernes 19 de diciembre a las 19:30 horas la Fundación Più Mosso organiza un concierto en la Sala de Cámara del Auditorio Nacional de Música de Madrid. Se tratará de un concierto muy variado con distintos estilos musicales: cámara, jazz, solistas, música contemporánea, compositores españoles y orquesta de cámara.



Più Mosso es una Fundación sin ánimo de lucro que pretende apoyar la MÚSICA en todas sus vertientes a nivel nacional e internacional.